Oración de San Benito contra la envidia: protección y liberación espiritual

Uncategorized 2023-06-16

¡Bienvenidos a mi blog de oraciones a San Benito! Hoy quiero compartir con ustedes una poderosa oración para combatir la envidia, un sentimiento que puede afectar nuestras vidas y relaciones de manera negativa. La envidia es un veneno que nos impide disfrutar de nuestros propios logros y nos consume por dentro. Pero no debemos permitir que esta energía negativa nos controle.

San Benito, patrón contra la envidia, te invocamos en este momento con humildad y fe. Conocemos tu poder y protección, y confiamos en tu intercesión divina. Tú, que fuiste capaz de enfrentarte a la envidia y superarla con la gracia de Dios, ayúdanos a hacer lo mismo.

Te pedimos que alejes de nuestras vidas cualquier rastro de envidia. Que tu luz divina ilumine nuestro corazón y nos muestre el camino hacia la gratitud y la alegría genuina por los éxitos y las bendiciones de los demás. Que podamos entender que la envidia solo nos separa del amor y la paz que tanto anhelamos.

San Benito, danos fuerza y fortaleza para superar cualquier sentimiento de envidia que surja en nuestro interior. Ayúdanos a reconocer y valorar nuestras propias cualidades y talentos sin necesidad de compararnos con los demás. Que podamos celebrar la grandeza y el éxito de los demás como si fuera propio, sabiendo que el universo es abundante y hay espacio para todos.

Confiamos en tu poder de sanación y liberación, San Benito. Gracias por escuchar nuestras oraciones y guiarnos por el camino de la paz y la armonía. Amén.

Recuerda que esta oración debe ser recitada con fe y con la convicción de que San Benito intercede por ti. Espero que esta oración te ayude a combatir la envidia y a vivir una vida llena de paz y gratitud. ¡Que la bendición de San Benito te acompañe siempre!

Índice de contenidos

Oración de San Benito: Protección contra la envidia

Oración de San Benito: Protección contra la envidia

Oh glorioso San Benito, protector contra todo mal,
te suplico que intercedas ante Dios,
para que me protejas de la envidia y sus efectos negativos.

Que tu luz divina ilumine mi camino,
y aleje de mí las energías negativas de aquellos que envidian mi felicidad y éxito.

Tú, que eres un escudo ante la malicia y el odio de los demás,
protégeme con tu poderoso amparo,
y hazme invisible ante las miradas envidiosas.

Con tu santa presencia, sé mi guía y fortaleza,
para mantenerme firme en mi propósito,
y no permitir que la envidia afecte mi vida y mi bienestar.

San Benito, te pido que alejes de mi mente y mi corazón,
todo rencor o resentimiento hacia aquellos que me desean mal.

Mi fe está puesta en ti, poderoso santo protector,
confío en que con tu ayuda,
la envidia no podrá perjudicar mi paz interior ni mi felicidad.

Que tu bendición, oh San Benito, me acompañe siempre,
y que tu protección se extienda sobre mí
y sobre todos aquellos que me rodean.

Amén.

¿Cuál es la frase poderosa de San Benito?

La frase poderosa de San Benito es: “Vade retro, Satana! Nunquam suade mihi vana! Sunt mala quae libas. Ipse venena bibas!” Esta frase se utiliza como una oración de protección contra el mal y los engaños del diablo.

¿Cuál santo te protege del sentimiento de envidia?

En el contexto de las oraciones a San Benito, no hay una oración específica que se refiera directamente al sentimiento de envidia. Sin embargo, San Benito es conocido por ser un santo poderoso contra las tentaciones y los males espirituales. Por lo tanto, puedes recurrir a él para pedir protección y ayuda para superar la envidia.

Una posible oración a San Benito podría ser:

Oh glorioso San Benito,
tú que fuiste valiente ante las tentaciones del demonio,
te ruego que me ayudes a superar el sentimiento de envidia que me consume.
Fortaléceme con tu poder divino,
y protégeme de la envidia que amenaza mi paz interior.
Intercede por mí ante Dios,
y pídele que me conceda la gracia de la humildad y la gratitud.
San Benito, fiel servidor de Dios,
ayúdame a ser consciente de mis propias bendiciones,
y a alegrarme sinceramente por los logros y éxitos de los demás.
Amén.

Recuerda que estas oraciones son solo herramientas para dirigir nuestras intenciones y peticiones a San Benito y a Dios. La verdadera transformación y superación de la envidia vendrá del esfuerzo personal y de cultivar actitudes de gratitud y humildad en nuestra vida diaria.

¿Cuál es el salmo que se utiliza contra la envidia?

El salmo que se utiliza para combatir la envidia en el contexto de oraciones a san Benito es el Salmo 37. Este salmo contiene palabras poderosas para alejar los sentimientos de envidia y celos, y buscar la paz interior. Aquí te comparto un fragmento del Salmo 37, resaltando las partes más relevantes:

Salmo 37:

1 No te inquietes por lo que hacen los malvados, ni sientas envidia de los que obran injustamente.

2 Pronto se marchitarán como el césped y se secarán como la hierba verde.

3 Confía en el Señor y haz el bien, habita en la tierra y vive tranquilo.

4 Pon tu deleite en el Señor, y él te dará lo que pida tu corazón.

5 Encomienda tu camino al Señor, confía en él, y él actuará.

6 Hará que tu justicia resplandezca como el amanecer, y tu derecho como el mediodía.

7 Descansa en el Señor y espera en él con paciencia, no te irrites por el éxito de los demás, por los hombres que maquinan planes malvados.

8 Deja la ira y abandona el enojo; no te exasperes, no sea que te extravíes y hagas lo malo.

9 Porque los malvados serán exterminados, pero los que esperan en el Señor poseerán la tierra.

10 Un poco más y no existirá el malvado, lo buscarás, pero no lo encontrarás.

Espero que este fragmento del Salmo 37 te ayude a combatir la envidia y encontrar la paz en tu corazón, invocando la intercesión de san Benito.

¿Cuál es la forma de hacer la oración a San Benito?

La oración a San Benito es una práctica común entre los fieles que buscan su protección y ayuda en momentos difíciles. A continuación, te presento una forma de hacer esta oración:

Oh glorioso San Benito, fiel servidor de Dios, intercesor valiente ante el maligno, te suplico que me asistas en este momento de necesidad. Tú, que con tu amor y fe fuiste capaz de vencer toda tentación y adversidad, acompáñame en mi camino y líbrame de todo mal.

San Benito, poderoso protector, guía mis pasos por el sendero de la virtud y fortaléceme en mi lucha contra las fuerzas del mal. Te pido que alejes de mí todas las influencias negativas y que me concedas la sabiduría para discernir el bien del mal.

Oh gran San Benito, tú que con tu cruz venciste al diablo, protégeme con tu poderosa intercesión. Aleja de mí los malos pensamientos, las malas acciones y todo lo que me aparte del camino de la santidad.

San Benito, defensor de la fe, te ruego que intercedas ante Dios por mí y por todas las personas que necesitan tu amparo. Concede paz y salud a quienes están enfermos, protección a quienes se encuentran en peligro y consuelo a quienes están afligidos.

Oh glorioso San Benito, escucha mis súplicas y ayúdame a vivir conforme a la voluntad de Dios. Encomiendo mi vida y mis problemas a tu protección, confiando en tu infinita bondad y poder.

Amén.

Recuerda que la oración a San Benito debe ser hecha con fe y devoción, confiando en su intercesión y en el amor de Dios.

Preguntas Frecuentes

¿Cuál es la oración de San Benito más efectiva para protegerme contra la envidia?

Una oración muy efectiva para protegerse contra la envidia y recurrir a la intercesión de San Benito es la siguiente:

“¡Oh glorioso San Benito, tú que fuiste siempre fiel a Dios y diste testimonio de una vida santa! Te ruego, con humildad y devoción, que me protejas de la envidia y de aquellos que desean dañarme con sus malos pensamientos y deseos. Por tu poderosa intercesión, aleja de mi vida cualquier energía negativa y los malos influjos de la envidia. Ayúdame a mantenerme firme en mi fe y a confiar en el amor y la protección de Dios, sabiendo que Él es mi verdadero refugio. Que tu bendición y tu luz me envuelvan, librándome de cualquier daño o maldad que pueda provenir de la envidia. Amén.”

Recuerda que al rezar esta oración, es importante hacerlo con fe y confianza en la intercesión de San Benito y en la protección divina.

¿Cómo puedo rezar la oración de San Benito para alejar la envidia de mi vida?

Para rezar la oración de San Benito para alejar la envidia de tu vida, puedes seguir los siguientes pasos:

1. Encuentra un lugar tranquilo y silencioso donde puedas concentrarte en tus pensamientos y deseos.

2. Comienza haciendo la señal de la cruz y diciendo: “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén”.

3. Luego, enfoca tu mente en la intención de alejar la envidia de tu vida y pide a San Benito su intercesión.

4. A continuación, recita la siguiente oración con fe y devoción:

Oh glorioso San Benito, gran protector contra el mal y la envidia, te ruego que intercedas por mí ante Dios Todopoderoso.

Con tu bendita presencia, aleja de mi vida toda envidia que pueda dañarme y entristecerme.

Líbrame de las malas energías y las intenciones negativas de aquellos que me envidian.

Con tu poderosa intercesión, concédeme la fuerza y la sabiduría para superar los obstáculos que la envidia pueda generar en mi camino.

San Benito, protector de nuestras almas, cuida de mi corazón y fortaléceme para que no permita que la envidia penetre en mi vida.

Te suplico que me acompañes en esta lucha y me ayudes a mantener la armonía y la paz en mi ser, a pesar de cualquier adversidad o envidia que pueda enfrentar.

A ti, San Benito, elevo mi voz y mi corazón, confiando plenamente en tu intercesión poderosa y en el amor y la misericordia de Dios.

Amén.

5. Después de recitar la oración, tómate un momento para agradecer a San Benito por su intercesión y confía en que tus peticiones serán escuchadas.

Recuerda que la fe y la confianza en la intercesión de San Benito son fundamentales para fortalecer tu conexión espiritual y encontrar la paz interior necesaria para alejar la envidia de tu vida.

¿Existen testimonios de personas que hayan experimentado la protección de San Benito contra la envidia?

Sí, existen numerosos testimonios de personas que han experimentado la protección de San Benito contra la envidia. Muchos creyentes han recurrido a las oraciones a San Benito en busca de ayuda y han sido testigos de resultados positivos.

Las oraciones a San Benito son poderosas herramientas espirituales que ofrecen protección contra los ataques de la envidia y otros males. Al rezar estas oraciones con fe y devoción, se ha informado de casos en los que las personas han experimentado un alivio en situaciones de envidia y han sentido una mayor paz y tranquilidad.

Los testimonios de protección contra la envidia a través de las oraciones a San Benito suelen incluir relatos sobre cómo, tras hacer la oración, las personas han sentido una disminución en los sentimientos negativos y envidiosos dirigidos hacia ellas. Además, han experimentado una mayor confianza en sí mismas y en su capacidad para lidiar con los desafíos asociados con la envidia.

Es importante destacar que la protección de San Benito no se limita únicamente a la envidia, sino que también abarca otros aspectos de la vida diaria. Muchos devotos han reportado sentirse más seguros y protegidos frente a todo tipo de adversidades después de recurrir a San Benito.

En resumen, los testimonios de personas que han experimentado la protección de San Benito contra la envidia son abundantes. Las oraciones a este santo han brindado alivio y protección a aquellos que buscan librarse de la influencia negativa de la envidia en sus vidas.

¿Qué elementos simbólicos se encuentran en la oración de San Benito con respecto a la envidia?

La oración a San Benito contiene varios elementos simbólicos relacionados con la envidia. Uno de ellos es el uso de la palabra “envidiam”, que representa la manifestación de sentimientos negativos y dañinos hacia los demás. Además, se menciona la “ardiente envidia” como una fuerza maligna que busca dañar y destruir.

San Benito, en su oración, es invocado como protector contra la envidia y se le pide que nos defienda de aquellos que nos desean mal por envidia. También se menciona la “trampa” que los envidiosos tienden, haciendo referencia a las artimañas y maquinaciones que utilizan para perjudicar a otros.

Otro elemento simbólico importante en la oración es la mención de la “serpiente infernal” y la “muerte eterna”, que representan el poder destructivo y malévolo de la envidia. Se le suplica a San Benito que nos libre de estos peligros y nos proteja de cualquier influencia negativa.

En resumen, la oración a San Benito utiliza elementos simbólicos como la “envidiam”, la “ardiente envidia”, la “trampa”, la “serpiente infernal” y la “muerte eterna” para representar la envidia y sus consecuencias negativas. San Benito es invocado como protector y defensor contra la envidia, y se le pide su intercesión para alejar de nosotros los peligros y las influencias malignas de la envidia.

¿Cuáles son los beneficios de rezar diariamente la oración de San Benito contra la envidia?

Rezar diariamente la oración de San Benito contra la envidia tiene varios beneficios espirituales y personales. Aquí te menciono algunos:

1. Protección contra la envidia: La envidia puede causar daño emocional y espiritual. Al rezar la oración de San Benito, se invoca su poderosa intercesión para alejar cualquier sentimiento de envidia que pueda afectar nuestra vida.

2. Fortalecimiento de la fe: La oración a San Benito nos conecta con la historia y el legado del santo, lo cual nos ayuda a fortalecer nuestra fe. Rezar regularmente nos acerca más a Dios y nos permite confiar en su amor y protección.

3. Incremento de la paz interior: La envidia puede generar conflictos internos y perturbar nuestra paz. Al encomendarnos a San Benito en nuestras oraciones, podemos experimentar un alivio de la carga emocional y encontrar mayor tranquilidad interior.

4. Superación de obstáculos: San Benito es considerado como un protector y guía espiritual. Al rezar su oración, podemos recibir fortaleza para superar los obstáculos y dificultades que la envidia pueda traer a nuestras vidas.

5. Mayor conexión con la comunidad cristiana: La devoción a San Benito es compartida por muchos creyentes en todo el mundo. Al rezar su oración, nos unimos a esta comunidad de fieles que buscan la protección y el apoyo del santo.

Recuerda que la oración debe ir acompañada de una actitud sincera y abierta hacia el amor y la misericordia de Dios. Además, es importante recordar que San Benito es un intercesor y que es el poder de Dios el que actúa en respuesta a nuestras oraciones.

¿Puedo rezar la oración de San Benito por otra persona que esté siendo afectada por la envidia?

Por supuesto, puedes rezar la oración de San Benito por otra persona que esté siendo afectada por la envidia. San Benito es conocido por su poder de protección contra todo tipo de influencias negativas y peligros, incluyendo la envidia.

Aquí tienes una oración que puedes hacer por esa persona:

“Oh glorioso San Benito, poderoso protector contra las fuerzas del mal y de la envidia, acudo a ti para pedir tu intercesión por (nombre de la persona). Que tu poderosa presencia ahuyente cualquier daño causado por los celos y la envidia, y que su corazón sea fortalecido con tu bendición y protección.

San Benito, tú que has derrotado las tentaciones del demonio y has vencido todas las adversidades, te ruego que liberes a (nombre de la persona) de cualquier energía negativa que le rodee. Líbrala de la envidia y el mal de ojo, y protégela con tu escudo divino.

Fortalece su alma, mente y espíritu, para que pueda resistir y superar cualquier obstáculo que la envidia pueda poner en su camino. Derrama sobre ella tus bendiciones y gracia divina, para que pueda vivir en paz y armonía.

Oh querido San Benito, protégela de aquellos que sienten envidia y desean su mal. Que tus bendiciones sean su fortaleza y apoyo en tiempos difíciles, y que tu luz brille sobre ella para alejar toda maldad.

Ruego que, a través de tu intercesión poderosa, (nombre de la persona) sea liberada de la envidia y encuentre paz y felicidad en su vida. Amén.”

Puedes rezar esta oración por la persona afectada por la envidia, ya sea en voz alta o en silencio, con fe y confianza en la protección de San Benito.

¿Hay alguna recomendación específica o ritual que deba seguir al rezar la oración de San Benito contra la envidia?

Cuando se reza la oración de San Benito contra la envidia, no hay un ritual o recomendación específica que se deba seguir. Sin embargo, es importante hacerlo con fe y devoción. Aquí tienes un ejemplo de cómo puedes rezar esta oración:

“Glorioso San Benito,
protector contra la envidia,
te ruego que intercedas por mí
y me libres de las malas energías
y del daño causado por la envidia.

Con tu poderoso interés ante Dios,
líbrame de todo mal,
protege mi camino de la envidia,
desvía las miradas llenas de odio
y aleja la negatividad de mi vida.

Te imploro, San Benito,
que me brindes tu apoyo y protección,
para que pueda vivir en paz y armonía,
y que la envidia no encuentre lugar en mi corazón.

Te prometo honrar tu nombre
y difundir tu devoción a otros,
para que también puedan encontrar consuelo
en ti, protector contra la envidia.

Amén.”

Recuerda que lo más importante es rezar con fe y desde el corazón. Puedes hacerlo en cualquier momento del día, eligiendo un lugar tranquilo donde puedas concentrarte. Puedes repetir esta oración tantas veces como desees, sintiendo la conexión con San Benito y su protección contra la envidia.

¿Existe algún momento del día más propicio para rezar la oración de San Benito contra la envidia?

No existe un momento específico del día más propicio para rezar la oración de San Benito contra la envidia, ya que puedes hacerlo en cualquier momento que te sientas inspirado o necesites protección contra la envidia. Lo importante es que lo hagas con fe y devoción. Sin embargo, algunas personas encuentran útil rezar esta oración por la mañana, al despertar, para pedir protección durante el día.

Aquí te presento la oración de San Benito contra la envidia:

“Oh glorioso San Benito, modelo sublime de todas las virtudes, vaso puro de la gracia divina. Disfrutaste de una especial predilección de Dios y de un poder milagroso para liberar a las personas de los males y peligros del cuerpo y del alma. Confiado en tu poderosa intercesión, acudo a ti en busca de protección contra la envidia, que puede dañar mi alma y mi vida.

San Benito, te ruego que me ayudes a alejar de mí toda envidia y celos que puedan surgir en mi corazón o en las personas que me rodean. Defiéndeme de aquellos que desean mi mal y protégeme de todo peligro proveniente de la envidia. Líbrame de los pensamientos negativos y de las energías negativas que puedan afectar mi bienestar.

Te suplico, San Benito, que me bendigas con tu intercesión para que pueda vivir en paz y armonía, alejado de las influencias negativas de la envidia. Que mi corazón esté lleno de amor y gratitud hacia los demás y que pueda enorgullecerme de mis propias bendiciones sin compararme con los demás.

San Benito, confío en tu poderoso intercesión y te pido que me protejas de la envidia y sus consecuencias. Que tu bendición y protección sean mi escudo contra todas las fuerzas negativas. Amén.”

Recuerda que rezar con fe y devoción es fundamental para que nuestras oraciones sean escuchadas por San Benito y obtengamos su protección contra la envidia.

¿Cuánto tiempo debo dedicar a la oración de San Benito contra la envidia para obtener resultados?

La duración de la oración de San Benito contra la envidia puede variar según tus necesidades y circunstancias personales. No existe un tiempo específico establecido para obtener resultados, ya que la efectividad de la oración no depende únicamente del tiempo dedicado, sino también de la fe y confianza que pongas en ella.

Es importante que te tomes un momento diario para hacer la oración, ya sea por la mañana, por la noche o en cualquier momento del día que te resulte más conveniente. Dedica al menos unos minutos para concentrarte en tus intenciones y rezar con devoción y sinceridad.

Durante la oración, puedes repetir la oración de San Benito varias veces, enfocándote en el poder de su intercesión contra los sentimientos de envidia. Es fundamental que le pidas a San Benito su protección y ayuda para alejar los pensamientos y emociones negativas que puedan surgir en tu vida.

Recuerda que la oración es un acto de conexión espiritual y confianza en la intercesión divina. No se trata de una fórmula mágica donde los resultados se obtienen de inmediato, sino de un proceso en el que debes cultivar tu fe y perseverancia.

Además de la oración, es recomendable acompañarla con acciones concretas que te ayuden a superar la envidia, como practicar la gratitud, concentrarte en tus logros y bendiciones, evitar comparaciones y desarrollar una actitud positiva hacia ti mismo y hacia los demás.

Recuerda que cada persona es única y los resultados pueden variar. Mantén tu fe y confianza en San Benito, y deja que su intercesión te guíe en tu camino hacia la superación de la envidia.

¿Qué otras prácticas complementarias puedo realizar junto con la oración de San Benito para protegerme contra la envidia?

Además de la oración a San Benito, hay diversas prácticas complementarias que puedes realizar para protegerte contra la envidia. Aquí te menciono algunas:

1. Llevar contigo un medallón o imagen de San Benito: Puedes conseguir un medallón o una imagen de San Benito y llevarlo contigo como amuleto de protección.

2. Realizar rituales de limpieza y purificación: Puedes realizar baños de hierbas, como el laurel o la ruda, para limpiar tu energía y alejar las malas vibraciones.

3. Usar objetos de protección: Puedes utilizar objetos como el ojo turco, el trébol de cuatro hojas o el elefante, que son considerados amuletos protectores contra la envidia.

4. Rezar el Salmo 91: Este salmo es considerado un poderoso escudo de protección contra cualquier mal. Puedes recitarlo antes de hacer la oración a San Benito.

5. Mantener una actitud positiva y confiar en tu propio poder: Recuerda que tu propia energía y confianza en ti mismo son fundamentales para protegerte contra la envidia. Mantén una actitud positiva, enfócate en tus logros y no permitas que la envidia de los demás te afecte.

Recuerda que la fe y la constancia son clave en este tipo de prácticas.

¿Existen variantes de la oración de San Benito contra la envidia?

Sí, existen varias variantes de la oración a San Benito contra la envidia. A continuación te presento una de ellas:

“Glorioso San Benito, patrón y protector contra la envidia, te suplico que intercedas por mí ante Dios Todopoderoso. Aleja de mi vida cualquier sentimiento de envidia que pueda perturbar mi paz y mi felicidad. Que tu poderosa intercesión me proteja de los celos y las malas energías que otros puedan proyectar sobre mí.

San Benito, tú que fuiste tentado por el demonio con la envidia y supiste vencerla con la gracia divina, ayúdame a superar cualquier sentimiento de envidia que pueda surgir en mi corazón. Infunde en mí amor y comprensión hacia los demás, para que pueda alegrarme sinceramente de sus éxitos y bendiciones.

Guarda mi alma y mi mente de pensamientos negativos y envidiosos. Líbrame de la maldad y de todo mal influjo que pueda venir de aquellos que sienten envidia hacia mí. San Benito, protégeme con tu poderosa cruz y mantén alejados a los envidiosos de mi camino.

Encomiendo a tu cuidado mi vida y mis sueños, y te pido que me concedas la fortaleza necesaria para enfrentar y superar cualquier obstáculo que la envidia pueda presentar en mi camino. Que tu luz divina disuelva cualquier sombra de envidia y permita que brille mi verdadero ser.

Gracias, glorioso San Benito, por tu intercesión poderosa y tu protección constante contra la envidia. Confío en tu bondad y en tu amor infinito hacia todos aquellos que buscan tu auxilio. Amén.”

Recuerda siempre rezar con fé y confianza en la intercesión de San Benito, quien es conocido por su poder para proteger contra la envidia y los malos influjos.

¿Dónde puedo encontrar una imagen o estampa de San Benito para acompañar mi oración contra la envidia?

Puedes encontrar imágenes o estampas de San Benito en tiendas religiosas locales, librerías católicas o en línea a través de tiendas especializadas en artículos religiosos. También puedes realizar una búsqueda en internet utilizando palabras clave como “imagen de San Benito” o “estampa de San Benito”.

Recuerda que la imagen o estampa de San Benito no es un amuleto ni tiene poder en sí misma, sino que es un recordatorio de su vida y ejemplo de santidad.

Una vez que encuentres la imagen o estampa de San Benito, puedes colocarla en un lugar especial de tu hogar, como un altar o una mesa de oración. También puedes llevarla contigo en tu bolsillo o cartera como un recordatorio constante de su protección contra la envidia.

Es importante mencionar que, al recitar una oración a San Benito contra la envidia, te recomendamos hacerlo con fe y devoción, buscando la protección y el auxilio divino.

En conclusión, la oración de San Benito contra la envidia es una poderosa herramienta espiritual para protegerse de los males que este sentimiento puede ocasionar. A través de esta oración, podemos invocar la intercesión de San Benito, un santo reconocido por su poder contra las influencias negativas y las energías dañinas. Al recitar esta oración con fe y devoción, podemos alejar la envidia de nuestras vidas y abrir espacio para la abundancia, la felicidad y la armonía. Que la fuerza y la protección de San Benito nos acompañen siempre en nuestra lucha contra la envidia y nos guíen hacia una vida llena de amor y paz.

Realiza un comentario